• Sesión de Luna y Ricky

    Mijas, Málaga

  • Preboda Rosa y Javi

    Don Benito, Badajoz

  • Preboda de Laura y Marcos

    Tenerife, Islas Canarias

  • Preboda de Bianca y Pedro

    Madrid, Retiro

  • Preboda de Siham y Davinia

    Málaga

  • Sesión de Elena

    Badajoz

  • Sesión de Renata y Vinicius

    Madrid

  • Boda de Elena y Dono

    Don Benito, Extremadura

  • Sesión de Andrea y Victor

    San Fernando, Cádiz

  • Preboda de Arantxa y Pedro

    Dehesa Extremeña

  • Preboda Raquel y Fernando

    Comarca de La Vera, Cáceres

  • Sesión de Sofía

    La Haba, Badajoz




Hola, soy Raúl Moní, fotógrafo de boda en Extremadura, pero contarme vuestra historia y viajaré a cualquier lugar allá donde estéis, si así lo deseáis.

Si buscáis una fotografía modélica y perfecta o de revista para presumir de vuestra boda, no soy la persona indicada.
En España, a la parte fotográfica de una boda, es a la que menos presupuesto se destina y claro, luego vienen los problemas. Y es que al día siguiente lo único que quedan son las fotografías. Pero solo si elegiste a la persona indicada si no, no quedará nada.
Mi fotografía está hecha para parejas enamoradas.
Es una fotografía sencilla de momentos sin alterar, sin poses, dejando ser.
Un trabajo entregado al día siguiente, a máxima calidad, sin borrar absolutamente nada y sin ediciones odiosas y largas perdiendo así un montón de tiempo yo y vosotros.
Soy fotógrafo, no editor gráfico y como tal, mi trabajo, en mayor parte es previo con las personas para poder conseguir esa naturalidad que no se consigue con poses o ediciones en un ordenador. Claro queda que, como fotógrafo sé manejar mi equipo y exprimirlo al máximo pudiendo añadir mi creatividad a la hora de hacer la fotografía y no después.
Paso desapercibido, no uso flashes escandalosos, ni molesto en los momentos más importantes de vuestro día. 
No concibo una fotografía forzada, limitándome a colocar a personas en clásicas posturas, miradas o sonrisas que no transmiten ni dicen nada, donde en la mayoría de los casos estas personas no están cómodas, ni se ven bien.
Yo solo me limito a fotografiar lo que sucede delante de mí sin alterar nada. Fotografío la realidad que ocurre delante de mí. Personas sencillas y naturales, personas de carne y hueso, personas que se aman y que no tienen miedo a mostrarlo.
Mi trabajo empieza mucho antes de hacer la foto y mucho antes de la boda.
Os enseñaré a ser vosotros mismos, a relajaros delante de la cámara y de mí. LLegaréis incluso a olvidaros de que estoy ahí.
Para mí, vosotros sois el motivo de lo que aquí veréis. Vuestra historia, vuestro amor.
 Así es mi trabajo.
Pero este tipo de fotografía no se debe solo a la casualidad. Existe un asesoramiento en cuanto horarios, luz, consejos y muchas otras cosas que desconocen la mayoría de parejas. Yo os ayudaré en todo lo que necesitéis para evitaros gastar mucho dinero y para que ese día sea personal, único y no se pierda la magia de vuestro amor.