CÓMO SOY

 

Gracias por interesarte en conocer mi trabajo y en conocerme un poquito mejor.

Soy Raúl Moní, fotógrafo de boda en Extremadura y en cualquier lugar donde estéis.

No soy más que un soñador en un mundo voráz donde, aunque no lo parezca y lo he comprobado, todo puede ser posible. Un mundo donde construyo mis sueños mezclando a partes iguales, locura y realidad, aunque a veces se me va la mano con la locura. Pero sólo así, se puede cambiar todo, sólo así podemos avanzar.

Me gusta disfrutar de las cosas más sencillas que tenemos. Sentir ese momento que cada uno idealiza y que es lo único que nos hace ser felices y por lo único que merece la pena todo.

Tengo que decirte que nunca recibí ningún premio al mejor fotógrafo de boda ni nada de eso, cosa que tampoco pretendo ya que creo que solo sirve para alimentar el ego. Para mí el mejor premio es cuando las personas se emocionan al ver las fotos que les entrego. Ese es el momento en que mi corazón se siente pleno por haber entregado lo mejor de mí para ayudar a los demás y este es el mayor premio que puedo recibir.

 

arte-fotografico-bodas-vestidodenovias fotografo-de boda-extremadura

 

CÓMO TRABAJO

 

Como veis, soy una persona muy sencilla y lo que hago es igual, sencillo pero intenso y hecho desde el corazón y la empatía con las personas. Realizo una fotografía muy natural, cercana y real.

Trato con personas y sé que es una de las cosas más difíciles. Aún más en estos tiempos tecnológicos, donde dejamos de lado la calidez de las relaciones humanas.

Suelen ser personas sencillas y naturales, personas de carne y hueso. Parejas enamoradas sin miedo a mostrarlo. Parejas que no buscan una fotografía espectacular por su composición, iluminación, etc, donde el fotógrafo les obliga a posar infinidad de veces aburriéndoles, robándoles tiempo para estar con sus familiares y estropeando así su día. Sino que buscan un tipo de fotografía donde ellos ni siquiera tengan que mirar a la cámara, donde el fotógrafo pasa desapercibido como si fuese otro invitado más tratando de no alterar ninguna escena, donde ellos saben que no perderá ningún detalle de ese día y donde se quieren ver tal y como son.

Si buscáis una fotografía modélica y perfecta o de revista para presumir de vuestra boda, no soy la persona indicada. 

He de aclarar que no necesito aparentar ser profesional con equipos carísimos, teleobjetivos enormes o presentándome el día de la boda equipado con “arneses de lanzagranadas” y vestido como un militar de guerra o llevar ayudantes de cámara, drones, torres de iluminación, ni historias raras de última generación. Para mi el término “profesional” tiene otro significado y explico esto a las parejas y lo ven y entienden en la primera preboda.

En realidad se dan cuenta de muchas cosas que ni sabían, ni se imaginaban, se dan cuenta de que todo es mucho más sencillo de lo que pensaban. Hay parejas que, cuando les enseño una fotografía recién hecha en la cámara, no se creen que pudieran salir tan bien, verse tan naturales o que les pudiera llegar a transmitir tanto una fotografía de ellos mismos.

Por eso trataré de conoceros de la manera más humana y cercana posible. Algunas parejas incluso me cuentan detalles, anécdotas o vivencias que a nadie antes les habían contado. Sólo en ese estado de cercanía se puede lograr una fotografía sencilla y sincera.

Las parejas por lo general son inexpertas preparando un boda, dejándose aconsejar de buena fé, a veces por los padres (las bodas ya no son como antes) a veces por amigos que ya se casaron (cometiendo sus mismos errores) de los cuales luego se arrepienten para siempre ya que no hay vuelta atrás. Estas parejas quedan muy contentas con las fotos, aunque yo sé que podrían haber salido mucho mejor. Y no por la belleza de las fotografías, sino por la magia que podría haber surgido. Una pareja no va a llorar ni gesticular de la misma manera si les casa un desconocido a quien poco le importa su unión. Ni va a mostrar sus emociones en un lugar donde se sienten cohibidos, necesitan ser libres, necesitan el calor de los suyos e incluso la presencia divina que siempre está en todos lados.

Trabajaré con vosotros con el único propósito de que os relajéis delante de la cámara y el resultado sea una fotografía sincera de como sois vosotros mismos y de lo que sentís en vuestro interior ese día.

En España, a la parte fotográfica de una boda, es a la que menos presupuesto se destina y claro, luego vienen los problemas. Y aunque no lo creáis, al día siguiente, lo único que quedará de la boda será vuestro amor y las fotografías. Así que prefiero ser sincero y decirlo, aunque me pueda causar problemas.

Algunas parejas, en su boda solo buscan aparentar y así no se consigue este tipo de fotografías. Sé de lo que hablo. Destinan más presupuesto a cosas lujosas (alquiler de coches de alta gama, coches de caballos) o un sin fin de cosas para los invitados que ni valorarán. Muchísimo más que al recuerdo de ese día. Dándose cuenta al día siguiente del error.

Solo espero que esta sinceridad ayude a algunas parejas a tener una boda maravillosa pero no por idealizarla, sino por haberla trabajado y estudiado de corazón.

Yo os ayudaré en esto. Os enseñaré a ser vosotros mismos, a relajaros delante de la cámara y de mí. LLegaréis incluso a olvidaros de que estoy ahí. Para mí, vosotros sois el motivo de lo que hago.

Os aconsejaré en todo lo que me pidáis desde el primer momento que nos conozcamos. Os anticiparé y adelantaré detalles y situaciones que pueden marcar y mucho, la diferencia en el resultado final de mi trabajo y el por qué de muchas cosas.

Pero todo esto prefiero explicarlo más extenso en persona.

 

QUE ENTREGO

 

Es fácil. Si a mi no me gusta, entiendo que a vosotros tampoco os gustará.

Os entregaré lo que a mí me gustaría recibir en un día así, una historia sobre el papel sin fotografías establecidas, incómodas o fingidas. Aunque si has llegado hasta aquí, ya sabréis de que hablo.

Entrego toda la boda completa con un mínimo de 1.000 fotografías a máxima calidad con sus versiones en blanco y negro (a veces pueden ser hasta 2.000 o más) en alta resolución y sin marcas de agua. Entregadas en la semana siguiente a la boda (en algunos casos el día después debido a que no uso ni photoshop ni programas de edición) Soy fotógrafo, no editor gráfico y como tal, mi trabajo, en mayor parte es previo con las personas para poder conseguir esa naturalidad que no se consigue con poses o ediciones en un ordenador. Claro queda que, como fotógrafo sé manejar mi equipo y exprimirlo al máximo pudiendo añadir mi creatividad a la hora de hacer la fotografía y no después. 

REPITO. BODA COMPLETA Y A MÁXIMA CALIDAD. Sin ediciones odiosas y largas perdiendo así un montón de tiempo yo y vosotros. Sin borrar nada. No soy nadie para borrar ésta fotografía o la otra aunque sean similares, eso es decisión vuestra. Y todas a máxima calidad de impresión. No se me ocurre entregarlas a baja calidad para luego hacer negocios por fotografía extra como hacen otros “profesionales”.

Dos prebodas (una obligatoria) Y no para sacar más dinero ya que el precio es fijo si no para trabajar con vosotros y conseguir el mejor resultado el día de la boda. También para que veáis lo fácil que este tener fotografías como las que aquí veis. Las parejas suelen asombrarse al ver el resultado directamente en la cámara, sin necesidad de efectos, filtros, ni ediciones de postproducción, sin necesidad de posar, ni de usar complejos equipos fotográficos y suelen quedarse mas tranquilos al tener una experiencia muy distinta a lo que imaginaban. Esto influye después en la propia boda.

Se realizan siempre con la mayor antelación a la boda ya que hay parejas que suelen repetir. Siempre se realiza en el campo, dando un paseo, relajados, hablando acerca de la boda o de lo que queráis. Conociéndonos. Ya que no se me ocurriría llegar a la boda sin conocernos antes y hablar de muuuuchas cosas. Y solamente así se pueden lograr unas imágenes como las que aquí habéis visto.

Asesoramiento sobre horarios iluminación y otros consejos para que la boda salga como debería. Estoy harto de ver como se repiten los mismos errores una y otra vez y estos se pueden corregir fácilmente. Las fotografías que aquí ves, se pueden repetir en vuestra boda con una serie de consejos y no dejándolo todo al azar. Mi trabajo comienza mucho antes de hacer la foto y mucho antes de la boda. De hecho ya ha comenzado explicando todo esto.

Una sesión de postboda (opcional) Normalmente las parejas que me contratan, después de la boda pasan a ser amigos. Y esta es la excusa perfecta para volver a vernos después de la boda. La sesión puede ser con o sin los vestidos de la boda, incluso con vuestros hijos varios años después.

 

BODAS

(dos prebodas, boda completa y postboda)

 

Extremadura … 2.150€

Resto de España … 2.650€

Otros paises … 3.650€

 

 

SESIONES

Extremadura … 450€

Resto de España … 550€

 

 

¡¡IMPORTANTE!!

INCLUYEN IVA, DESPLAZAMIENTOS y son precios fijos SIN cambios,

ni SORPRESAS DE ÚLTIMA HORA.

LAS PAREJAS CALCULAN MAL EL PRESUPUESTO PARA LA PARTE FOTOGRÁFICA. Estoy harto de escuchar parejas venir quejándose después de la boda, pero ya es tarde.

Y después de escuchar a esta parejas contarme sus experiencias, debo decir que ÚNICAMENTE YO ASISTIRÉ A LA BODA y ningún sustituto de última hora. Esto me lo tomo muy en serio. Y para mí es cuestión de compromiso con personas que depositan su confianza en mí y a las que no puedo fallar.

Ni que decir tiene que SOLO TRABAJO BAJO CONTRATO LEGAL.

 

 

ÁLBUMES

 

Cada vez hay más parejas que prescinden del álbum y optan por sacar las fotos ellos mismo. También se puede incluir sin coste añadido un Slideshow (video) de las fotografías seleccionadas por la pareja para compartir con familiares a través de internet. Podéis verlo aquí debajo.

 

 

Si por el contrario sois como yo y preferís el papel, podéis tener un álbum, en cualquier momento y se puede incluir incluso varios años después de la boda o sesión que podéis verlos aquí.

 

 

CONTACTA URGENTE

 

Solo realizo 12 bodas al año, que suelen ser siempre en las mismas fechas, por favor no lo dejéis para última hora o será tarde.

Podéis contactar conmigo en el teléfono  +34 686 316412  mediante LLamada, Whatsap, FaceTime o Skype. También podéis escribirme a contacto@raulmoni.com

Aunque creo que tenéis toda la info en esta web, preguntarme las dudas en este email. Y si no os queda ninguna, podemos tomar un café para contarme vuestra historia y todos los detalles sobre la boda. No olvidéis poner en qué ciudad sería y la fecha.

¡Os agradezco de corazón vuestro interés! Deseo que vuestra fecha esté libre para poder  ayudaros a que no se pierda la magia de vuestro día, ni de vuestro amor.

¡Enhorabuena Pareja!

 

También os espero en FACEBOOK e INSTAGRAM donde podréis seguirme más de cerca.

raulmoni-fotografo-de-boda-cordoba